La gran mayoría de la población adulta ha experimentado el dolor de cuello, las cuales incluyen músculos y nervios, al igual que vertebras y los discos amortiguadores entre ellas. Un dolor de cuello puede ser desde un dolor persistente hasta contracturas en algunos casos tortícolis, que puede deberse a múltiples causas en algunas estructuras que forman el cuello como los músculos, discos, ligamentos vertebras cervicales o en algunos casos dolor generado por lesiones mas severas y que se extienden hacia el cuello a través de las vías nerviosas.

Un 68 % de las personas adultas sufrirá dolor de cuello en algún momento de su vida. Cuando el cuello presenta dolor, y dificultad para moverlo hacia un lado, y si el dolor comprometo alguno de los nervios puede sentir entumecimiento, hormigueo o debilidad en el brazo, mano o en otra parte

El dolor de cuello tiene diferentes síntomas dependiendo de la causa que lo provoca, en el caso de tortícolis, se experimenta dolor al mover el cuello y en consecuencia dificultad para mover la cabeza en algunos casos el dolor de cuello no solo se da en la parte del cuello, sino que también haya presencia de dolor de hombros y dolor de cabeza.

El dolor de cuello siempre se origina por malas posturas o al realizar acciones cotidianas. La contractura cervical en ocasiones provoca dolor de cabeza, mareos, dolor de cuello y nuca podemos. La causa más frecuente del dolor de cuello es la irritación de los nervios cervicales debido a una lesión cervical que produce una irritación de estructuras del cuello resultando un espasmo muscular.

Una de las maneras más eficaces de prevenir y evitar su aparición el dolor de cuello es tener una buena postura, estiramientos del cuello y espada. Por ello es importante potencializar relajar y  fortalecerla musculatura del cuello a través de ejercicios.

Rate this post